TRUJILLO CLASICO

DIA 1 : City tour (tours a pie):Visitaremos. La plaza mayor, hermoso escenario histórico desde donde Martín de Estete comenzó el trazo de la ciudad por encargo del fundador Diego de Almagro en diciembre de 1534. En sus inicios la plaza aparecía desolada, sin ningún monumento, hasta que en 1841 don Pedro de Mandalengoitia Sanz de Zaráte donó una pileta hecha en piedra blanca que fue construida en su hacienda y obraje de Santa Cruz de Carabamba. Luego nos dirigiremos hacia la muralla perimetral (Baluarte Herrera), Museo Arqueológico, Palacio Iturregui, Casa de la Emancipación, la Catedral, Casa del Mayorazgo, Iglesia la Calongue Urquiaga.

Recojo de su hotel. Salida a la Campiña de Moche. Visitamos el Museo Huacas de Moche, que cuenta con piezas de cerámica que muestran la iconografía Moche. Luego visita a la Huaca de la Luna, centro religioso Moche, lleno de murales en alto relieve con la representación de su dios AIAPAEC o El Decapitador, guerreros, danzantes, animales, arañas gigantes, motivos abstractos, etc. Desde aquí apreciaremos la Huaca del Sol, pirámide de 43 metros de alto, construida con fines administrativos. También la Zona Urbana Mochica, que era el área donde vivía la alta sociedad de los moches. Almuerzo. Salida hacia Huaca Arco Iris (Huaca Dragon), usado como adoratorio por los antiguos chimús, decorado con figuras representativas a la fertilidad de la tierra. Visitamos el Museo de Sitio de Chan Chan, donde podremos ver la forma de vida del poblador chimu, ceramios y piezas de orfebreria. Recorreremos unos de los 9 Palacios de la ciudadela de Chan Chan, el palacio Nikan (ex Palacio Tschudi), que posee distintos ambientes con frisos de diversos motivos marinos, como: Plaza ceremonial, Corredor de peces y aves, entre otros. Finalmente nos dirigiremos al Balneario de Huanchaco, aqui cuenta la leyenda que Takaynamo, el primer rey de los chimus, desembarco junto a su corte. Podremos hacer compra de artesanía, divisar los caballitos de totora y pasear por el muelle. Arribo a Trujillo.

Una bella ciudad, cálida, acogedora y tradicional. Así es Trujillo.

La gracia y salero de sus ritmos han convertido a la encantadora ciudad en capital de la marinera y tierra del hermoso caballo de paso.

Fuera del casco urbano colonial, la ciudad emite sus toques de aquella mezcla entre arquitectura prehispánica y barrios cargados de modernidad. A través de los verdes campos surgen construcciones hechas de barro y arena, muestras de las refinadas culturas que reinaron estas tierras y cuando el sol arrecia, las playas de la ciudad maravillan a los visitantes quienes al compás del viento contemplan y se rinden ante su particular belleza.

No Comments Yet.

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.